Cuando se habla de intimidad, todos podemos cometer errores que frustran y enfrían la vida intima de ambas partes.

Aquí te dejamos para que aprendas a identificar los 5 errores más comunes que hace la mujer que los hombres corran a buscar a una amante o más:

1.- Iniciación muy sutil.

Las mujeres piensan que la pareja puede leer en sus mentes cuando están de humor para la intimidad. La realidad es que eso es imposible y los hombres, al igual que las mujeres, quieren ser deseados. Por eso es importante decir directamente que deseas en una relación intima.

2.- No repetir deseos intimos a la pareja.

El filtro y la forma de pensar de la pareja pueden hacer que no recuerde los detalles de cómo te gusta que te toquen o que te gusta en la intimidad.

3.- Concentrarse en inseguridades con el cuerpo.

Las mujeres a menudo se preocupan por algunas inseguridades que tienen con respecto a sus características corporales, en lugar de entregarse a los momentos de placer y libertad en la intimidad. Recuerda que los sentimientos de la liberación en la cama pueden ser drásticamente disminuidos con la autocrítica.

Para cambiar eso en momento de la intimidad, es necesario distraer a la crítica interna prestando atención en la respiración y sensaciones del cuerpo, concentrándose en lo que parece placentero.

4.- Preocuparse por hacer lo correcto todo el tiempo.

El ingrediente esencial para complacer a alguien es su propio placer. En la terapia intima, las mujeres a menudo se interesan acerca de técnicas para aumentar la estimulación de la pareja. Sin embargo, la ansiedad por satisfacer puede impedirla de explorar sus propias sensaciones.

5.- Tocar el otro con mucha delicadeza.

El error que cometen los hombres y las mujeres es tocar de la manera en que les gusta ser tocados. Muchos hombres se quejan en terapia intima que algunas mujeres solo empiezan a estimularlo cuando son “invitadas” o cuando el miembro ya está listo.

El consejo para las mujeres es tener iniciativa y tocar ejerciendo cierta presión, usando también su fuerza con moderación e intensidad.

Por NBAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *