Una mujer llamada Jabrena que había soñado con tener un trasero grande decidió ponerse implantes en los glúteos, pero nunca imaginó que estos girarían dentro de ella y se le deformarían. 

Jabrena, de Georgia, pagó casi 80 mil pesos por una operación estética de glúteos, pero los resultados no fueron lo que ella imaginó.

El cirujano dijo, que los implantes estaban mal ajustados, lo que ocasionó que giraran dentro del cuerpo de la mujer, provocándole dolor y deformación.

Jabrena explicó que dos semanas después de la cirugía “’la hinchazón comenzó a disminuir y se podía ver el implante en el costado. Fue como un pliegue. Pero, aproximadamente un mes y medio después, el implante se volcó”.

La mujer detalló que los implantes se volteaban cuatro o cinco veces por semana.

“Solo quiero un pequeño, lindo y agradable trasero”, señaló la afectada.

Un doctor advirtió que uno de los problemas al sacar los implantes sería que la piel quedaría flácida y todo empeoraría.

Sin embargo, se optó por retirar los implantes y el líquido del trasero, reemplazándose con una parte más pequeña y mejor formada.

Tras la nueva operación, la mujer pudo obtener el trasero que siempre había querido.

Por NBAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *