El cáncer de mama es uno de los más frecuentes y diagnosticado en mujeres y también una de las principales causas de muerte, es cierto que la mortalidad es cada vez menor gracias a los avances médicos.

  • El cáncer de mama no produce síntomas:

No sientes dolor ni es apreciable a simple vista. A medida que el cáncer avanza se pueden observar bultos en el pecho o en las axilas, cambios de tamaño de la mama, enrojecimiento o secreción de líquido por el pezón.

  • Cualquier mujer puede padecerlo

Cualquier mujer independientemente de si tiene antecedentes familiares o no. Aunque existe una mayor incidencia en mujeres con familiares que lo hayan padecido, ninguna está libre de sufrir un cáncer de mama.

  • El cáncer de mama no tiene edad:

Cualquier mujer de cualquier edad puede padecerlo.

  • La detección precoz es el mejor aliado contra el cáncer de mama:

Si es diagnosticado a tiempo, existe un 95% de posibilidades de recuperación.

  • Los principales factores de riesgo son:

Tener más de 45 años, haber comenzado a menstruar antes de los 12 años y tener la menopausia después de los 55 años, tener antecedentes de familiares con cáncer de mama y que exista una alteración de algunos genes asociados con la enfermedad.

  • El cáncer de mama se diagnostica mediante una mamografía:

Aunque la exploración puede dar un indicio, será esta prueba la que confirme la existencia de cáncer. Se trata de una radiografía de la mama.

  • Los hombres también pueden padecer cáncer de mama

Aunque su incidencia es sensiblemente menor a la de las mujeres.

  • Según los expertos, la lactancia materna protege frente al cáncer de mama.

Los estudios afirman que las mujeres lactantes tienen menor riesgos de padecer esta enfermedad.

  • Los tumores benignos en el pecho suelen ser blandos, se mueven y pueden producir algo de dolor.

Los tumores malignos son duros, están fijos y no producen dolor en las primeras fases de la enfermedad.

  • Una buena alimentación y llevar un estilo de vida saludable son importantes en la prevención del cáncer de mama.

Hay alimentos que ayudan a combatir las células cancerígenas como frutas y verduras. También evitar el tabaquismo, la vida sedentaria, el alcoholismo y la mala alimentación.

Por NBAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *